Música para la Cura y Elevación de la Humanidad: El cierre de un ciclo de Gracias

La Virgen María en Su mensaje diario del 23 de abril manifestó públicamente que la transmisión en vivo del programa “Música para la Cura y Elevación de la Humanidad” entrará en receso por seis meses.

De esta forma, la transmisión en vivo del 23 de mayo, que será en Portugal, cerrará la primer etapa de un ciclo que, a través de piezas musicales, buscó implorar, con la voz del corazón, por el cumplimiento del Plan de Dios en la Tierra.

"La Fuente de la Cura a través del sonido y del canto permaneció abierta, durante este último tiempo, mediante los que se adhirieron y se esforzaron para que los encuentros de música se llevaran adelante."

La decisión transmitida por la Madre Divina se debió a que para el reducido equipo que trabaja en este programa, desde el punto de vista humano, fue una gran demanda y una exigencia extrema para que en los últimos tres meses se pudieran concretar estos encuentros.

A causa de esta gran exigencia y por falta de respuesta a la convocatoria de la Virgen a que Sus hijos formen parte de la realización de este programa, es que nuestra Madre ha tomado esta determinación para que se perciba que la Obra que depositaron los Mensajeros Divinos en la humanidad para generar un estado mayor de cura, de Gracia y de misericordia, es responsabilidad de todos los que están unidos a Ella de corazón.

"El receso de Música para la Cura significará el silencio de la humanidad, la que no podrá clamar por la Misericordia que necesita con urgencia."

Durante los seis meses de intervalo se retransmitirán los programas ya emitidos, así el planeta no perderá la cura e impulsos que fueron gestados.

Esta situación nos invita a reflexionar sobre lo que cada uno de nosotros puede aportar para que esta importante tarea planetaria continúe.

"Con esto, estoy invitando a Mis servidores a salir del punto constante de querer recibir, de esperar o de suplicar para que, en definitiva, ustedes actúen, trabajen, protejan y cuiden la Obra que les fue confiada con tanto amor."

Animémonos a ofrecer nuestro tiempo y los dones que el Señor nos ha otorgado para que más Gracias puedan entregarse a la humanidad.

Para responder al amoroso y urgente pedido de la Virgen María, haga clic aquí.

Para leer el mensaje completo, haga clic aquí.